Consejos Para Evitar Una Lesión Por Esfuerzo Repetitivo

Las lesiones por esfuerzo repetitivo son uno de los tipos más comunes de lesiones en el lugar de trabajo, ya que representan alrededor del 93 por ciento de todas las lesiones. Las lesiones por esfuerzo repetitivo pueden afectar varias partes de su cuerpo, incluyendo sus manos, muñecas, brazos, hombros, cuello y espalda. Si le preocupa la tensión repetitiva en su trabajo, siga leyendo para obtener más información sobre las causas de estas lesiones, así como algunos consejos de seguridad para evitar una lesión por tensión repetitiva.

¿Cuáles son las causas de las lesiones por esfuerzo repetitivo?

Si bien la mayoría de las veces se atribuye al trabajo en computadora, las lesiones por esfuerzo repetitivo son causadas por cualquiera de los siguientes:

  • Uso excesivo de cualquier músculo o grupo de músculos.
  • Trabajar a bajas temperaturas.
  • Postura pobre
  • Movimiento o actividades enérgicas.
  • Permanecer en la misma posición durante largos períodos de tiempo.
  • Levantar o mover objetos pesados.
  • Presión directa en áreas particulares del cuerpo.

Estas causas pueden ocurrir en cualquier industria, aunque son más comunes entre quienes trabajan en computadoras, cajeros, trabajadores de líneas de montaje, atletas o personas que trabajan con herramientas.

Consejos de seguridad para evitar una lesión por esfuerzo repetitivo

Si le preocupan las lesiones por esfuerzo repetitivo en su trabajo, tenga en cuenta los siguientes consejos de seguridad:

  • Tomar descansos regulares del trabajo repetitivo
  • Levántese y estírese regularmente si su trabajo requiere sentarse mucho
  • Descanse los músculos de sus ojos tomando un descanso y mirando a su alrededor
  • Toma nota de tu postura y toma medidas para mejorarla.
  • Considere invertir en una silla ergonómica para computadora, o use una pelota de ejercicios en su lugar
  • Mantenga su cuerpo y su mente saludables en general haciendo ejercicio y comiendo una dieta balanceada

Si nota dolor o malestar en partes del cuerpo que se usan en exceso, comuníquese con su proveedor de atención médica de inmediato.

Datos Sobre el Acoso Sexual en el Lugar de Trabajo

Muchas personas tienen increíbles personalidades extrovertidas y joviales. En muchos lugares de trabajo, las bromas y el flirteo son solo parte de otro día. Pero, ¿dónde existe la línea entre interacciones inofensivas y avances no deseados? Echa un vistazo a estos datos sobre el acoso sexual en el lugar de trabajo para obtener más información.

Datos sobre el acoso sexual en el lugar de trabajo:

El acoso sexual en el lugar de trabajo se considera una forma de discriminación. Legalmente, se define como “conducta verbal, visual, no verbal o física no deseada de naturaleza sexual o basada en el sexo de alguien …” que afecta las condiciones del lugar de trabajo o crea un ambiente hostil. La línea definitoria en la determinación del acoso sexual que se ha producido es que debe ser una “conducta no deseada”. Dos personas que coquetean en el trabajo no pueden constituir acoso.

Algunos buenos ejemplos de acoso sexual incluyen:

• Hacer bromas basadas en el sexo.
• Solicitando favores sexuales
• Amenazar a alguien por rechazar avances
• Difundir rumores sobre la vida sexual de otra persona
• Tocar físicamente a otra persona (besar, abrazar, acariciar, tocar ropa)
• Asalto sexual
• Gestos despectivos o expresiones faciales.
• Seguir o acechar a alguien más
• Mostrar conducta sexual inapropiada a alguien sin consentimiento

El acoso sexual puede ocurrir entre cualquiera de las partes en el lugar de trabajo. Considera lo siguiente:

• La víctima puede ser masculina o femenina.
• La víctima puede no ser del sexo opuesto.
• La víctima puede no haber sido acosada directamente, pero puede haber sido afectada por la conducta
• El acoso sexual puede o no incluir lesiones económicas a la víctima
• El acosador puede ser un compañero de trabajo, supervisor, empleador o no empleado de la empresa