¿Cómo afecta el calor creciente a los trabajadores?

Es bien conocido que trabajar al aire libre durante los meses de verano puede ser peligroso. Pero muchas personas no se dan cuenta de que los peligros del calor no se limitan al aire libre. Los trabajadores en diversos entornos pueden verse afectados por el clima caliente.

Las investigaciones han demostrado que los entornos laborales más altos que la temperatura normal de la piel aumentan el riesgo de estrés y enfermedades relacionadas con el calor. Eso significa que cualquier temperatura, dentro o fuera, que esté a más de 90 grados, podría afectar la capacidad de su cuerpo para enfriarse. Eso es porque su piel no puede perder calor, lo que hace que la temperatura de la sangre aumente. Su cuerpo no puede liberar el calor, sino que lo almacena, lo que aumenta la temperatura corporal central.

Cuando su temperatura corporal central es alta, puede experimentar fatiga, deshidratación, irritabilidad, náuseas / vómitos y agotamiento por calor.

¿Qué entornos de trabajo son vulnerables al calor?

Los ambientes de trabajo en interiores y exteriores pueden afectar a los trabajadores cuando las temperaturas suben. El clima cada vez más caluroso podría afectarle si trabaja en las siguientes ocupaciones:

Adentro:

  • Fundicion
  • Fabricación de vidrio, ladrillo o cerámica.
  • Utilidades eléctricas.
  • Plantas químicas
  • Almacenes de distribución.
  • Cocinas comerciales.

Al aire libre:

  • La agricultura
  • Paisajismo
  • Operaciones de petróleo y gas.
  • Operaciones de respuesta a emergencias.
  • Gestión de residuos peligrosos.

Si trabaja en alguna de estas ocupaciones, tenga en cuenta los signos de agotamiento por calor. Obtenga atención médica de inmediato si experimenta sarpullido, calambres, mareos, falta de ganas de beber o si se siente mareado. Sin un tratamiento adecuado, las enfermedades relacionadas con el calor pueden llevar a complicaciones graves o incluso pueden ser fatales.

Seguridad en Prevención de Incendios de California

Hay más de 350,000 residentes de California que viven en zonas de incendio de “muy alto peligro”. Si bien las zonas establecidas por los funcionarios pueden referirse específicamente a los incendios forestales, es importante recordar que todos los incendios comienzan en algún lugar. Para las familias y los lugares de trabajo de California, los incendios pueden resultar incluso de las fuentes más pequeñas, como:
· Un cigarrillo tirado.
· Cepillo para quemar al aire libre
· Hogueras o chimeneas desatendidas.
· Fuegos de cocina
No se necesita mucho para que se inicie el fuego, y en estas zonas de alto riesgo, es más importante que nunca para los californianos practicar una buena prevención de incendios.

Consejos de Prevención de Incendios

Dentro de un edificio, un incendio puede extenderse en tan solo dos minutos. Practique buenas técnicas de seguridad contra incendios haciendo lo siguiente:
· Instale detectores de humo en todos los pisos de su hogar.
· Probar las alarmas de humo mensualmente y cambiar las baterías.
· Mantenga un extintor de incendios cerca de cualquier fuente de llama abierta.
· Cree un plan de escape en caso de incendio con su familia o compañeros de trabajo
· Nunca deje el fuego sin vigilancia, incluidas las estufas, las velas o las chimeneas.
· No fumar cigarrillos dentro de edificios o automóviles.
· Evite sobrecargar los tomacorrientes.
· Asegúrese de que sus lámparas usen las bombillas de vataje correctas
· Si huele humo o gas en su hogar, salga y llame al 911
· Si tiene inquietudes acerca de los enchufes o cables eléctricos, llame a un electricista
Al seguir estos consejos, puede reducir el riesgo de incendio y potencialmente salvar vidas. Las buenas técnicas de prevención de incendios son importantes en todos los entornos. Hable con su familia sobre la seguridad contra incendios, especialmente durante los meses de verano cuando son más comunes las hogueras, fiestas en la playa y fuegos artificiales.

¿Qué significará la automatización para los futuros de los trabajadores?

La tecnología y la innovación son una especie de espada de doble filo. Por un lado, hay grandes avances en ciencia, tecnología y medicina. Por otro lado, existe el temor de lo que la tecnología avanzada hará a la fuerza laboral humana.

La automatización se promociona como una excelente manera de ser más eficiente, ahorrar dinero y mejorar la calidad. ¿Pero qué significa eso para los trabajadores? Según el Instituto Global McKinsey, esto significa que millones de personas podrían encontrarse sin trabajo. En 2018, se estimó que en los próximos 10 a 15 años, la automatización desplazará y reemplazará a los trabajadores a tasas alarmantes.

En la actualidad, hay 36 millones de personas en Estados Unidos que trabajan en empleos que podrían verse afectados por la automatización y la inteligencia artificial (AI). Incluso la Administración de Trump ha sopesado la necesidad de un equilibrio a medida que aumenta la automatización y los trabajadores se encuentran buscando trabajo.

Los expertos recomiendan las siguientes estrategias:

  • Centrarse en la tecnología y la automatización que crea puestos de trabajo, en lugar de terminarlos.
  • El gobierno de los Estados Unidos puede aumentar el gasto en investigación y desarrollo en tecnologías que son éticas y humanas.
  • Invertir en el liderazgo mundial creará empleos a una escala más amplia.
  • Esfuerzos comunitarios para ayudar a los trabajadores desplazados a encontrar empleo alternativo o capacitación.
  • Promover una mentalidad de aprendizaje que ayude a los trabajadores a aprender nuevas habilidades a medida que se cambian o eliminan los empleos.
  • Los responsables de la formulación de políticas deben centrarse en reducir la incertidumbre financiera entre los trabajadores que se ven obligados a realizar trabajos de baja remuneración.
  • Los formuladores de políticas deben ayudar a compensar los impactos locales a través del apoyo de la comunidad e impulsar nuevas oportunidades de empleo.

En última instancia, todo se reduce a equilibrar los avances y el apoyo al elemento humano de la fuerza laboral de los EE. UU.

 

What Will Automation Mean for Worker Futures?

Technology and innovation are something of a double-edged sword. On one side, there are great advances in science, technology, and medicine. On the other, there is the fear of what advancing technology will do to the human workforce.

Automation is touted as being a great way to be more efficient, save money, and improve quality. But what does that mean for workers? According to the McKinsey Global Institute, it means that millions of people could find themselves without jobs. In 2018, it was estimated that in the next 10-15 years, automation will displace and replace workers at startling rates.

Currently, there are 36 million people in the United States working jobs that could be affected by automation and artificial intelligence (AI). Even the Trump Administration has weighed in on the need for balance as automation increases and workers find themselves looking for jobs.

Experts recommend the following strategies:

  • Focus on technology and automation that creates jobs, rather than ends them.
  • The U.S. government can increase R&D spending on technologies that are ethical and humane.
  • Investing in global leadership will create jobs on a broader scale.
    Community efforts to help displaced workers find alternative employment or training.
  • Promote a learning mindset that helps workers learn new skills as jobs are changed or phased out.
  • Policymakers must focus on reducing financial uncertainty among workers who are forced into lower-paying jobs.
  • Policymakers must help offset local impacts through community support and boosting new job opportunities.

Ultimately, it all comes down to balancing advancements and support for the human element of the U.S. workforce.